Cómo crear aplicaciones web sin necesidad de programar

De   2 noviembre, 2018

Las formas de hacer computación han evolucionado considerablemente y, hoy en día, existen numerosos paquetes de soluciones que permiten crear este tipo de software de utilidad. Pero muchas de nuestras necesidades en el mundo web son demasiado triviales y sencillas como para tener que aprender a programar, por lo que te mostramos como crearlas sin escribir una sola línea de código.

Primero que nada, dejaremos claro el contexto en el que nos desarrollaremos para lograr el cometido:

  • Estas aplicaciones se desplegarán para mostrar información relevante para el usuario. Pero será muy difícil crear una aplicación web que realice cálculos personalizados puesto que solo ejecutaremos tareas usuales.
  • Se podrá diseñar a partir de una interfaz proporcionada por la plataforma elegida.
  • Para ser accesible desde internet deberá estar alojada en un servidor remoto propio o proporcionado por un servicio de hosting, el cual deberá estar acompañado de un nombre de dominio web para ser accesible fácilmente. Estos elementos deberán ser adquiridos a un tercero.

La tecnología detrás de estas plataformas:

Anteriormente se debía desarrollar las aplicaciones y sitios web deseados para lograr una experiencia personalizada en la web. De esta forma, el tiempo y dificultad de este proceso eran elevados y, por lo tanto, muy costosos. Pero desde el auge de plataformas y sistemas autoadministrables, se logra separar la plataforma del contenido, creando un sistema genérico que permite agregar y editar contenido sin afectar el funcionamiento de la plataforma.

Estos sistemas informáticos para la web se denominan CMS por las siglas: Content Management System, o Sistema de Administración de Contenido, los cuales permiten que el usuario autorizado o administrador ingrese a través de credenciales al panel de control, donde podrá darle forma a cada aspecto visible de un sitio o aplicación web.

Estas plataformas están programadas en PHP generalmente, lo que les permite ejecutar algoritmos más complejos y devolver el código HTML correspondiente a ser visualizado en el navegador. Además, almacenan información, para ser recuperada luego, en bases de datos como MySQL o MariaDB logrando la persistencia de la información. Estos dos requisitos son indispensables para el funcionamiento de tu WebApp.

¿Qué plataforma usar?

Existen demasiadas soluciones de este estilo, con buen rendimiento y grandes posibilidades. Sin embargo, nos avocaremos a las más populares por una cuestión de simplicidad y aprovechamiento de los recursos. La ventaja de usar sistemas populares incluye:

  • Extensa documentación en varios idiomas. Así, si tienes dudas o problemas que resolver, podrás encontrar soluciones fácilmente.
  • Gran cantidad y variedad de extensiones o complementos (también denominados plugins) incluso de uso gratuito, por lo que definitivamente es una ventaja.
  • Mismo caso para plantillas o templates que la situación anterior.

Entonces, utilizaremos WordPress como plataforma para crear WebApps por ser el más popular entre CMS similares. Este tiene una cuota de mercado de más del 60%, algo bastante impresionante teniendo en cuenta la cantidad abismal de sistemas parecidos.

Como podrías saber, WordPress se utiliza para crear sitios web dinámicos, orientado específicamente al mundo del blogging o las publicaciones periódicas. Por lo tanto, si estás buscando cómo hacer un blog, este es tu sistema ideal. A partir de esto, es importante diferenciar un sitio web de una aplicación web.

Aplicación web:

  • Controla datos
  • Tiene una interfaz de usuario visible a través del navegador web (Sitio web)
  • Permite la interacción con el usuario
  • Orientado a solucionar necesidades de los visitantes.

Sitio web:

  • Muestra datos relevantes.
  • Promueve el contacto entre visitante y administrador.
  • Despliega contenido general.

Entonces podríamos decir que una aplicación web contiene un sitio web como interfaz de usuario y modo de mostrar los datos, pero la diferencia fundamental es que la primera, despliega datos según cada usuario, mientras que la segunda solo pretende mostrar contenido genérico para un público específico (personalización)

De esta forma, ejemplos de aplicaciones web son:

  • Comunidad de usuarios o red social.
  • Gestión de compras o carrito de compras.
  • Facturación por cliente.
  • Muchas otras más.

Para las cuales, dependiendo de la lógica del negocio, podrás incorporar uno o varios plugins para hacerlo posible. Esto te da la posibilidad de crear tu aplicación web sin necesidad de programar y con la posibilidad de personalizarlo completamente a través de los ajustes y la interfaz dispuesta.

A continuación, exploraremos algunos de los plugins que te pueden ser realmente útiles en WordPress:

#1: WooCommerce:

Para agregar un carrito de compras. Integra todo el proceso, desde la selección del producto hasta el pago electrónico.

#2: BuddyPress:

Adiciona un perfil de usuario completo con campos personalizables. Además, brinda interacciones entre ellos para generar una auténtica red social.

#3: Advanced Custom Fields:

Permite agregar campos personalizados al sistema WordPress, sin duda una característica especialmente deseada si deseas crear una aplicación con una lógica de negocios muy específica.

#4: NinjaForms:

Podrás tener formularios de contacto personalizados para mejorar la interacción y personalización de tus clientes. Podrán contactarte, hacer algún pedido o solicitud y cualquier cosa que esté en tu imaginación.

#5: Super Progressive Web Apps:

Una herramienta excelente desde que la aparición de las PWA o aplicaciones web progresivas. Podrás convertir tu aplicación web con WordPress en una de estas para ser usada desde distintas plataformas y dispositivos.

Recuerda que esta lista no es para nada exhaustiva, es decir, que podrás explorar innumerables funciones para adicionar a la experiencia web y así, satisfacer las necesidades de los usuarios que podrán interactuar con las mejores experiencias en línea creadas para ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.